SÃO PAULO, 23 de marzo de 2017 /PRNewswire/ — El G100 Brasil, Núcleo de Estudios del Desarrollo Empresarial Económico, en su reunión de marzo de 2017, ya prevé que la economía brasileña pasará por un período de recuperación, y en el próximo año el país debe retomar el crecimiento.

2653

La política económica avanza en la dirección correcta y el panorama internacional es favorable, pese a toda la incertidumbre política con el Gobierno Trump y las elecciones en Europa. El mercado de capitales comienza el año bien, pero una gran interrogante es el grado de apalancamiento de las empresas. Las crisis de endeudamiento elevado y alto apalancamiento tienen una recuperación más lenta.

La inflación se está desplomando y los intereses deben llegar dentro de poco a un dígito. Este panorama ayudará a revertir el apalancamiento de las empresas y a la recuperación del consumo y de la inversión. El dólar depende del ritmo de normalización de la tasa de interés estadounidense.

La reforma de la Seguridad Social debe ser aprobada, si bien con alguna negociación. También es posible la aprobación de algunos elementos de la reforma laboral. Si eso sucediera, 2017 será uno de los años más importantes desde el punto de vista de la agenda de reformas del país.

Pero, ¿por qué no crecemos? Históricamente, tenemos tres problemas: inflación, equilibrio externo y fiscal, todos bien encaminados. Pero hay otros tres problemas: el crédito, que tiene distorsiones que necesitan ser corregidas, de lo contrario el proceso de reversión del apalancamiento se demorará mucho; la apertura de mercado, necesitamos abandonar la visión proteccionista; y las nuevas relaciones de trabajo hacen que sea fundamental una reforma laboral. Si esos problemas no fueran atacados, no habrá crecimiento.

Comenzamos a salir de esta recesión. El principal riesgo es la cuestión fiscal, donde la aprobación de la reforma de la Seguridad Social es fundamental. Otro riesgo es el proceso de reversión del apalancamiento de las empresas y la reversión del endeudamiento de las familias. La caída de los intereses tiene un impacto positivo y facilita la renegociación de deudas. El tercer elemento de riesgo es la infraestructura.

La confianza empresarial creció, pero ello no se tradujo en inversión. El índice de desempleo todavía está muy elevado, y la situación social está bastante agravada, pero contratar mano de obra especializada es muy difícil. Lo que domina el país es el ambiente político, que necesita crear alguna previsibilidad para atraer inversiones. Hay esperanza de que el panorama mejore, pero en la práctica poca mejoría concreta. La expectativa es que Brasil continúe siendo un mercado atractivo para los extranjeros, pese a sus problemas.

Rodrigo Romero – Fundador/presidente – G100 Américas
Market21 RP rose.azambuja@market21.com.br (+55 11) 2364-8771

(Logo: http://www2.prnewswire.com.br/imgs/pub/2015-10-02/original/2653.jpg)

To view the original version on PR Newswire, visit:http://www.prnewswire.com/news-releases/el-g100-preve-buenas-perspectivas-para-la-economia-pese-a-los-riesgos-300428513.html

FUENTE G100 Brasil